PARQUE TÍO JORGE
El Parque del Tío Jorge, el segundo más grande de la ciudad, ha recobrado todo su esplendor, tras la finalización de los trabajos de modernización de las infraestructuras y de los trazados y la realización de nuevas plantaciones.
El Ayuntamiento de Zaragoza decidió hace ahora un año dar un fuerte impulso a uno de los parques más grande (15,50 hectáreas), más querido y más frecuentado de Zaragoza. La actuación en la renovación del lago del parque, uno de los elementos más simbólicos de ese conjunto vegetal.
El lago, espacio simbólico
La obra ha servido para mejorar el vaso de la lámina de agua, de 5.000 m3, que estaba afectado por grietas. Asimismo, se han adecuado los sistemas de desagüe y se han mejorado los caminos perimetrales, en los que se ha sustituido el adoquín, con fuertes signos de deterioro, por otro, denominado románico, en dos colores, que sirve para delimitar las zonas de estancia.
También se ha intervenido en la isla central que conforma el lago. Además, se ha reformado el espacio interior mediante la colocación de nuevos bordillos y la renovación del mobiliario urbano. Se ha propiciado la renovación de la pasarela de acceso, en la que se han empleado acero y madera tratada.
Nuevo tratamiento a las plazas parque_tio_jorge.jpg
Las tres plazas en las que se articula el parque se han remodelado y han incorporado elementos ajardinados. La más cercana a la calle Valle de Broto (ubicada junto a la gasolinera) dispone de un andador de arena de machaqueo y caminos adoquinados, combinados con espacios verdes.
La plaza próxima a la Avenida de los Pirineos se ha resuelto mediante un banco prefabricado de hormigón, de forma irregular, con ajardinamiento en la parte posterior y adoquín románico, colocado en forma de mosaico.
El tercer espacio de estancia, que se sitúa junto a la calle Fernando García Gazulla, está rodeado por un camino perimetral de arena de machaqueo y cuenta con una jardinera en forma de talud en la parte central.
De la misma manera, se ha intervenido en el área que acoge habitualmente la escultura al Tío Jorge, sometida, en la actualidad, a un minucioso proceso de restauración para devolver a esta figura la importancia social y cultural que merece.
Zona deportiva
Los usuarios del Tío Jorge han encontrado tradicionalmente en este parque un lugar apropiado para realizar sus prácticas deportivas. Las obras que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Zaragoza han permitido la realización de un nuevo camino que rodea la superficie verde y que cuenta con diferentes equipamientos deportivos. También se ha acondicionado una nueva pista polivalente, que permitirá la práctica de deportes colectivos.
Se han renovado y ampliado en número los juegos situados en el sector más cercano a la calle Valle de Broto.
Se han contemplado actuaciones dirigidas a restituir 3.200 metros cuadrados de césped y a plantar 143 árboles de once especies diferentes, que han servido para renovar la masa arbórea del Tío Jorge.
De la misma manera, se ha dotado al recinto de un nuevo mobiliario urbano. En concreto, se han instalado 67 nuevos bancos y 50 papeleras. También se ha revisado y mejorado el alumbrado de los andadores en el interior del parque; se ha mejorado la señalítica y se han recuperado los espacios acotados para los perros, como mecanismo para adecuar la compatibilización de usos y la armonización de la vida del parque.